Hombres – Mujeres: Cada cabeza… un mundo

Históricamente a las mujeres se les ha atribuido menor inteligencia debido al menor tamaño de su cerebro. La anatomía cerebral ha demostrado que hombres y mujeres tienen el mismo promedio de inteligencia. Tienen un número similar de conexiones cerebrales, lo que ocurre es que en la mujer se concentran en un cerebro más pequeño y están repartidas de diferente forma. Las diferencias en el cerebro de los hombres y de las mujeres afectan la predisposición de cada uno de ellos para aprender.

El cerebro de los hombres tiene diferencias muy marcadas respecto al cerebro de las mujeres. Es más grande en volumen, y en peso. Sin embargo, los hombres y las mujeres muestran poco cambio en el volumen total de cerebro después de los 5 años. Los hombres tienen más neuronas (de 3 a 4 billones más) que las mujeres, pero debido a que perdemos un promedio de 40000 neuronas al día, y el cerebro de las mujeres es más activo, casi nunca descansa, por lo que pierde menos neuronas que el de los hombres, que pierden tres veces más neuronas que el de las mujeres.

Los niños y las niñas exhiben las diferencias desde la cuna, los niños parecen más interesados siempre en los objetos que encuentran a su alrededor y mejor todavía si éstos se mueven (como podría ser un móvil colgado encima de su cuna) y las mujeres tienden a estar más interesadas en las personas y caras a su alrededor. Las niñas, desde su nacimiento, prefieren a las muñecas para jugar y los niños prefieren los camiones o coches de juguete. Un ejemplo de este comportamiento lo describió Laura Brizendine : “Una de mis pacientes regaló a su hija de tres años y medio muchos juguetes unisex, entre ellos un vistoso coche rojo de bomberos en vez de una muñeca. La madre irrumpió en la habitación de la hija una tarde y la encontró acunando al vehículo en una manta de niño, meciéndolo y diciendo: ‘No te preocupes, camioncito, todo irá bien’. Esto no es producto de la socialización. Aquella niña pequeña no acunaba a su ‘camioncito’ porque su entorno hubiera moldeado así su cerebro unisex. No existe un cerebro unisex. La niña nació con un cerebro femenino, que llegó completo con sus propios impulsos.

Al parecer el cerebro de los hombres está genéticamente programado de una manera diferente al cerebro de las mujeres y eso está presente desde el momento del nacimiento, se desarrolla de manera diferente. Los hombres y las mujeres tienen distintos estilos de aprendizaje y la estructura y función de sus cerebros es también diferente.

La razón por la que es importante considerar estas diferencias en el aprendizaje de niños y niñas es porque el cerebro de los niños varones tarda más en madurar. El cerebro de las niñas está predispuesto para sobresalir en tareas de lenguaje, auditivas y de motricidad fina desde una edad temprana.
Existen diferencias notables en cada parte del cerebro de hombres y mujeres, siendo las más notables las siguientes:

-La Amígdala es en promedio más grande en hombres que en mujeres por ellos los hombres tiendan a ser en general más agresivos que las mujeres.

-Los Ganglios Basales están más activos en las mujeres que en los hombres, teniendo como efecto el que las mujeres tiendan a tener pensamientos, acciones y relaciones más profundas y coordinen mejor los movimientos.

-El Área de Brocca es más activa en las mujeres que en los hombres y por lo tanto hace a las mujeres más articuladas en el lenguaje.

-En el Cerebelo de las mujeres existen conexiones más grandes y fuertes, lo que les permite tener más habilidad para la motricidad fina.

-La Corteza Cerebral de las mujeres es más activa y utiliza más espacio, lo que permite a las mujeres hacer varias cosas a la vez usando los dos hemisferios cerebrales.

-El Cuerpo Calloso de las mujeres es más grande que el de los hombres, lo que les permite coordinar ambos hemisferios cerebrales de mejor manera.

-El Lóbulo Prefrontal de las mujeres es más activo y madura antes que el de los hombres, por lo que da a las mujeres mejor control de la impulsividad, mejor capacidad para tomar decisiones y tomar en cuenta valores.

-El Hipocampo es más grande y más activo en las mujeres que en los hombres por lo tanto les da más capacidad para guardar memorias.

-El Hipotálamo es más denso en los hombres que en las mujeres, lo que determina que los hombres piensen constantemente en sexo.

-El Hemisferio Cerebral izquierdo es más grande en las mujeres que en los hombres, lo que determina que las mujeres tengan más habilidad para el lenguaje.

-El hemisferio derecho es más grande en los hombres que en las mujeres lo que les da mayor capacidad para las relaciones espaciales.

-Los Lóbulos Occipitales nos dan la visión de túnel (enfoque directo) en los hombres y la visión de radar (enfoque global) en las mujeres.

-Los Lóbulo Parietales son más activos en las mujeres que en los hombres lo que les da más sensibilidad en el sentido del tacto.

-Los Lóbulos Temporales son más grandes en las mujeres que en los hombres, lo que les da la mayor habilidad en la comunicación.

-El área de Wernicke es más activa en las mujeres por lo que tienen mayor capacidad para las definiciones y para el vocabulario.

Debido a que los hombres tienden a ser más agresivos y más activos que las mujeres por la diferencias en el cerebro vistas anteriormente, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad se da más frecuentemente también en los hombres, y se ha comprobado que ya que el cerebro de las mujeres está programado para el lenguaje pero el de los hombres no, a los niños varones se los debe tratar de una forma diferente a la de cómo trataríamos a una niña, dándoles reglas claras y órdenes simples. Los hombres responden mejor al lenguaje duro. Necesitan que les demos las pautas y guías de comportamiento como padres y que les pongamos límites claros.

Las hormonas también juegan un papel preponderante en las diferencia entre hombre y mujeres. La hormona masculina es la testosterona, debido a esta hormona los hombres son más agresivos que las mujeres y tienen comportamientos más impulsivos. De igual manera, tienen más capacidad para tareas espaciales como la alta matemática, son más sensibles a los estímulos eróticos y tienen el pensamiento abstracto y lógico más desarrollado.

Las hormonas de las mujeres son el estrógeno, la progesterona, y la oxitocina. Esto le da forma al cerebro femenino. Por lo tanto las mujeres son menos agresivas, menos competitivas, tiene gran capacidad de compasión y de empatía, tienen confianza en sí mismas, tienen una capacidad de unión muy grande, tienen el instinto maternal, la conexión verbal emotiva y la conexión empática.

Testosterona y progesterona

La dopamina y la serotonina también marcan diferencias en los géneros. Las niñas requieren más serotonina para relajarse, esto lo encuentran en cosas como el chocolate, en el sentirse únicas y amadas, al ser aceptadas socialmente y mediante la amistad. Les gusta mucho hablar ya que es así como comunican sus emociones.

Los hombres, en cambio, requieren dopamina, que es lo que los activa. Por ello prefieren los deportes activos y son más competitivos, les gustan los desafíos y el reconocimiento.

Las diferencias que emergen de los estudios, en lo referente al comportamiento debido a las diferencias cerebrales son las siguientes:

Las mujeres dominan el lenguaje y la fluidez verbal desde muy temprana edad, tienden a sufrir más de depresión, interpretan mejor las expresiones faciales y prestan más atención en las clases en general y están más deseosas de aprender.

Los hombres son mejores en cuanto a problemas aritméticos, son más arriesgados en el aula y presentan mayores problemas de disciplina en general.
_________________________________________________________________
Fuente: Blog: NoSolo100cia
Cada cabeza es un mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *